16 REGLAS PARA SER UN ANIMAL SOCIAL

03-_audrey_hepburn                                                   Audrey hepburn

Dijo Emily Watson, la gran dama norteamericana de las buenas maneras, que para triunfar en sociedad hay que seguir el camino que marcan las cuatro “eses” :

-Serenidad   -Simpatía   -Sencillez   -Sinceridad

Aunque sobre esta última recomendación, Carolina Herrera opina que “decir toda la verdad es de mala educación”. Y es que en el término medio está la virtud. Ciertamente, esas personas sin pelos en la lengua son temibles. La prudencia se cotiza.

Emily Watson en el rígido Siglo XIX rompió las estrictas y sofisticadas formas de su tiempo y demostró que “se puede tener clase independientemente del dominio de algunas normas de protocolo”. Para ella el sentido común, la buena educación y la prudencia”  eran las líneas rectas a seguir en todo camino.

En realidad opino que la clave está en hacer la vida  más agradable a la gente evitando molestar y ofender. Sólo con ello estaremos ganando puntos; primero para nosotros, porque lo que uno hace correctamente nos revierte positivamente, lo contrario al final se vuelve en nuestra contra. Y el tiempo aquí vuelve a ser infalible para demostrarlo.

También es importante inclinarse por la cultura, y no se trata de acumular títulos, sino de interesarse por la actualidad; escuchar de vez en cuando diferentes Medios de comunicación, leer, cultivarse, y sobre todo saber situarse en cada contexto.

En cuanto a la naturalidad, siempre está en alza. La gente muy “afectada” resulta empalagosa. Pero ojo, el exceso de relajación a veces juega malas pasadas. Por eso dicen que la elegancia puede aprenderse pero que a veces se corre el riesgo de caer en la cursilería. En realidad, si nos damos cuenta, la verdadera elegancia se pone a prueba en los malos momentos.

También en sociedad, saber moverse es fundamental. Durante una comida o en un encuentro social, hay que hablar con todo el mundo tratando de no acaparar. Debemos dedicarle un tiempo a cada persona convocada, en lo posible. Además, todo el mundo en mayor o menor medida, es interesante. Al respecto me encanta lo que opina Carmen Posadas: “algunas personas son interesantes un minuto, una hora, o toda una vida..” y aún con todo, si no probamos, nunca lo sabremos y ¡¡¡ podemos sorprendernos !!!

Saber escuchar es también bueno y ventajoso; aprendes y respetas al mismo tiempo. Esta es una de las reglas del arte de conversar. Hubo un tiempo en el que conversar estaba reservado solo al rey y cuando éste pedía opinión. La “mayéutica socrática” desapareció bajo el yugo del poder absoluto, y fue una lástima. Se perdieron siglos de aprendizaje fácil, porque para el filósofo Sócrates, un modo de aprender era conversando.

 

la_elegancia_de_simon_baker__8242_643x447                           Simon Baker El protagonista de la serie televisiva The Mentalist

 

Código Social – 13 Normas para ser un animal social

1-Ser puntual; ello se logra saliendo quince minutos antes. Tener que esperar además puede ser interesante y productivo 

2-Evitar tener plantado sobre la mesa a la hora de comer el teléfono móvil, a no ser que por circunstancias lo necesites. Lo hacemos casi todos, pero perdemos  puntos.

3-No hablar alto. Ni discutir de dinero. Ni profundizar en cuestiones de salud. Ni dar detalles de la vida sexual de los demás..

4-Saber saludar. Evitar el exceso de “besos sociales” cuando no hay confianza y saber dar un buen apretón de manos.

5-Lucir siempre el mejor sentido del humor; alguien dijo que era la mejor prenda que se podía llevar en sociedad.

7-Tener habilidad para finalizar una conversación que va por mal camino; ¡es hasta saludable!

8-Saber mirar en cada situación. Manejar el contacto visual con habilidad es todo un arte. Incluso para seducir, y no solo al sexo contrario.

9-Evitar las bromas delicadas. Si no estamos seguros de que van a caer bien, mejor callar.

10-Tratar de comer al mismo ritmo que los demás durante una comida.

11-Ser fiel al buen estilo como persona, y ofrecer nuestra mejor sonrisa. No reservemos ni una ni otra solo para determinadas circunstancias o cuando nos interesa.

12-Antes de aceptar una invitación no preguntes quién más asistirá. Hay métodos más hábiles para enterarse si es que vemos peligro.

13-A la gente le fascina hablar de sí misma. Así pues pregunta ¡les encantarás!.

14-Antes de acudir a un acto social o laboral “arréglate intelectualmente”. Infórmate sobre las personas que lo organizan, los lugares a los que asistas. Busca temas de conversación que puedan ser de interés para tus compañeros “sociales”.

15-Evita la ostentación; resulta empalagosa y de mal gusto.

16-Por último, equilibra la vestimenta según las circunstancias.

Son infalibles para triunfar. Para sobrevivir en un mundo donde las normas de buena educación siguen vendiendo. Son los códigos del buen gusto y las claves para brillar con luz propia.
Mar

pwgal-ingrid                                                                      Ingrid Bergman


facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailfacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¡Comparte esta entrada con alguien!