Archivo de la categoría: Belleza

ROJO – PASIÓN y PODER UNIDOS

Hay 105 tonos de este color y sin lugar a dudas.

El rojo es romático, optimista, vital, alegre, exultante, atrevido. Y propio de caracteres impuslivos. Es el color de la sangre, el fuego, el peligro, el erotismo, la atrcción.

No fue hasta el S.XX cuando cualquier persona tuvo la libertad de elegir libremente el color de su vestimenta. Y también se iniciaron entonces las interpretaciones psicológicas de los colores de la ropa. A partir de ahí el rojo se convirtió en el color del pecado y lo inmoral. Mientras que el color de la vestimenta tenía un significado social y estaba asignado por estamentos, el rojo como el púrpura eran los tonos de mayor prestigio. Durante muchos siglos solo los nobles podían vestir de pçurpura y los nobles de rojo.

En la Edad Media las mujeres temían ser quemadas en la hoguera por brujas, especialmente en España y Alemania donde ese tipo de cabello no era abundante. También los hombre pelirrojos estaban unidos al demonio. Al “traidor” Judas Iscariote, se le representa habitualmente con ese color de pelo. Incluso las ardillas y los zorros rojos eran considerados demoníacos.

Cuando las democracias elevaron al ciudadano medio nace la moral y la moda del término medio en el color y la idea de que “lo correcto es lo que no llama la atención”. Solo es entonces cuando se identifican los colores discretos con la seriedad y los llamativos con la inmoralidad.

Curiosamente un símbolo de inmoralidad propio de Inglaterra y EEUU  fue la “letra escarlata” de la novela de Nathaniel Hawthorne de 1850, que es la letra A, inicial de ADULTERY. El rojo escarlata era el segundo color más costoso de la antigüedad.

escarlata

Se dice que las mujeres usamos barra de labios para aparentar más sangre y por tanto más pasión.

“Rouge” es la palabra francesa para denominar rojo, y una de las barras de labios rojos más famosas sin duda, es el Russian Red de M.A.C . Este pintalabios perteneció a una de las ediciones limitadas de MAC y fue tal la demanda de las consumidoras, que la marca que se ha convertido en un clásico y una de sus referencias fijas.  Celebrities como Madonna no pueden pasar sin él.

mac_labial_russian_red_20

Esta barra de labios pertenece a la linea de los Matte y su duración es excelente. Es perfecto para las pieles claras.

 

 

MAQUILLAR OJERAS CON ARRUGUITAS

Maquillar ojeras con arruguitasEsta semana ha surgido en una conversación de café, cómo maquillar las ojeras cuando además del tono mortecino, éstos presentan arruguitas.

Maquillar es crear una nueva página en el libro de nuestro rostro. Por eso no debemos disfrazarlo, sino mejorarlo.

El problema de la mayoría de los quitaojeras o correctores, es que pueden destacar aún más las arruguitas y conseguir el efecto contrario. Para evitarlo algunos profesionales utilizan  en esa zona, no un corrector sino un maquillaje adecuado. Pero, ¿cómo debe ser éste?. Lo ideal es que no solo sea cubriente sino fluido, en un tono algo más claro que la base de maquillaje que usemos. Sin abusar, es decir; con pequeños toques para que quede esponjoso, y en las zonas absolutamente necesarias, como es el caso del lacrimal o el párpado inferior.

Existen muchos en el mercado, y no me atrevo a decantarme salvo por aquellos que he utilizado, como ” Maestro Fusión Make-Up” de Giorgio Armani, o  algo más económico como “Ageless Elixir” de Max Factor.

Antes de empezar, es fundamental que esa zona esté perfectamente hidratada; necesitamos un buen contorno de ojos.

Para fijar ese arsenal de cosméticos, una vez terminado el proceso, conviene poner una finísima capa de polvos traslúcidos, como los de “Bobby brown” (excelentes), o los iluminadores de Kiko (especialmente en el lacrimal , aunque al ser perlados debemos ser más cautos) y siempre eliminar el exceso con una brochita limpia. Recuerda que a la hora de maquillar siempre “menos es más”.

 

 

MAQUILLAR LAS PESTAÑAS CON UN PRODUCTO BARATO Y FANTÁSTICO

CAM00458-2Maxi pestañas . Deliplus

Cuando me preguntan a la hora de maquillar, cuál es la zona del rostro más impactante y que exige una especial atención, siempre respondo que los ojos. La literatura les ha dedicado muchas líneas porque realmente son los espejos del alma. Y para los psicólogos, sin duda, su expresión además de definir a la persona, delata los pensamientos y sentimientos que albergan en cada momento.

Pero ciñéndonos al maquillaje, hay un elemento que necesariamente requiere mucho esmero porque los embellece en grado superlativo; me refiero a las pestañas.

Para maquillarlas se necesita paciencia. Y para lograr destreza ¡muchas horas de vuelo! No hay más. Pero siempre es momento de dar un paso adelante, y estas fiestas son el escenario perfecto para perseguir ese objetivo.

Unas pestañas limpias y cuidadas son la mejor base para empezar (recuerda el artículo que escribí en este Blog, sobre el aceite de ricino y sus propiedades).

A la hora de comenzar a maquillarlas hay que separarlas bien (para esta primera operación, yo utilizo un rímel con el pincel muy seco, porque además de evitar mancharlas con grumos, empieza a colocar sobre ellas una fina capa, que es el primer pilar, aunque solo uno de los muchos que debemos aplicar).

A partir de esa primera pasada, podemos continuar con un producto que sea denso y dé volumen (existen muchos en el mercado con diferentes resultados); ésa es mi opinión.

He probado muchos, pero últimamente soy fiel a uno que, además de baratísimo, ofrece unos resultados sorprendentes. Me refiero a la máscara de pestañas “Maxi” de Deliplus que puedes ver en la imagen. Y además su tubo dorado es precioso.

Hay quien se resiste a utilizar ese tipo de cepillito cilíndrico, poco convencional, y es cierto que requiere un buen manejo (es muy fino) pero no es menos real que trabaja las pestañas desde la raíz y da un volumen intenso; las despliega en un abanico majestuoso, y el resultado es perfecto.

En fin, nada que envidiar a otras marcas carísimas. Confieso que ha sido mi gran descubrimiento en la sección de perfumería de Mercadona este año, aunque hay otros productos que iré mencionando, y que igualmente merecen también la pena.

No obstante si aún no te has atrevido con este tipo de rímel, hay pequeños trucos para hacerlo bien. Son éstos:

– Después de seguir el primer paso que antes apuntamos, utiliza para la zona del lagrimal un rímel menos cargado de producto; te resultará más fácil de trabajar, evitarás grumos en esa zona tan complicada de maquillar, y permitirás un efecto más bonito y mejor logrado.

-Una vez dado ese primer paso, si te atreves, puedes seguir utilizando el de Deliplus en esa zona, o bien dejarlas poco espesas. Dependerá de la intensidad que quieras lograr en la mirada.

-Indiscutiblemente puedes dar las capas que quieras, pero siempre que estén las pestañas húmedas; si no lo haces así, no podrás pasar el cepillito nuevamente con facilidad, y además quedarán muy apelmazadas. Para sumar capas y conseguir más espesor si el rimel ya está seco, es preferible que utilices un producto de cepillo ancho (de esta misma casa o de otra marca, como tú prefieras). Yo uso diferentes tubos en función del resultado que quiero conseguir.

-Un truco fantástico para espesarlas es recurrir a los tradicionales polvos de talco. Si con cuidado te das unos golpecitos en las pestañas húmedas (después de la primera capa) tratando claro, de que no penetren en los ojos, lograrás que el talco las impregne, otorgándoles un “extra”de volumen.

“Et voilà!.. Lista para iluminar con tu mirada.

Dame tu opinión o sugerencias si lo deseas. ¡¡Muchas gracias!!

ACEITE DE RICINO; UN PRODUCTO BÁSICO DE BELLEZA

Aunque científicamente no esté demostrado, yo lo uso desde hace años y os aseguro que funciona. Este aceite extraído de las semillas de la planta de ricino, tiene muchas propiedades que fortalecen las pestañas y evita que se quiebren. Además, he constatado, que si lo aplicas en las cejas, crecen más pobladas. De modo que merece la pena dedicarle unos minutos a este producto en nuestro ritual de belleza. No solo es baratísimo, sino muy efectivo.

 

Las precauciones que debemos seguir son lógicas; evitar que entre en contacto con los ojos. Pero si con cuidado utilizamos la yema de los dedos, o un cepillito para aplicarlo, no habrá ningún problema.

¿Cómo proceder? Una vez demaquillados los ojos antes de irnos a dormir, pondremos un poquito de aceite de ricino en la raíz de las pestañas; un gesto rápido y sencillo.

 

Para aplicar este aceite tan untuoso, l

o ideal es hacernos con un cepillito de tubo de rimel que hayamos desechado. Lo lavamos bien (preferentemente con jabón infantil) y lo guardamos  en un lugar higiénico y seco, para evitar complicaciones (la falta de higiene o el uso de productos agresivos irritan los ojos y puede producir conjuntivitis).

Además, si mezclamos una gota de aceite de ricino con nuestro contorno de ojos antes de irnos a la cama, esa piel  tan sensible estará más hidratada. Es un aceite con muchas propiedades. Os prometo resultados sorprendentes en poco tiempo. 

 

Al despertarnos, debemos lavarnos bien los ojos, y aplicar nuestra crema habitual tratando de que las pestañas también reciban un poquito de esa hidratante específica. Nunca está de más, y nuestros ojos lo agradecerán.Aceite_de_Ricino