Archivo de la categoría: Protocolo y Etiqueta

SOBRE LA FELICIDAD Y LOS GESTOS QUE NOS FAVORECEN y QUE NOS DELATAN

Dicen que la felicidad es cuestión de actitud; no dejarse arrastrar por los acontecimientos sino inyectarles conciencia y gestionar lo que tenemos (a nivel sentimental, emocional, circunstancial, material) del mejor modo posible, sacándole partido, y aprendiendo de todo lo que nos ocurre.

Además esa actitud en la vida es doblemente beneficiosa porque no solo nos mejora como persona, sino que nos hace más atractivos. Y es que sentirnos bien hace que irradiemos luz ante los demás y que se sientan a gusto con nosotros.

La psicóloga Mª Jesús Álava explica en su libro “La inutilidad del sufrimiento” qué debemos hacer :

1-Fijarnos en lo positivo

2-Dialogar, y no imponer

3-Reforzar en lugar de sancionar

4-Poner en unso “la motivación”, en lugar del deber y el miedo.

5-Potenciar el razonamiento. la creatividad, el afecto, la sensibilidad, la alegría, la esperanza, la confianza, la transparencia, la aseguridad, la autoestima y la generosidad.

Todo ello es un cóctel que da frutos.

Para María Rosa Collel en su libro “no tienes rival QUERIDA”, la inteligencia es:

-Sagacidad

-Picardía

-Intuición

-Respuesta rápida

-Pensamiento vivaz

-Saber desatascar problemas

 

Pero los gestos dicen “demasiado” de nosotros y pueden delatar los pensamientos y la actitud que corren por nuestra piel, contradiciendo la mayoría de las veces, lo que deseamos exponer. Veamos lo que significan algunos de ellos:

EL GESTO DE:                                                                          TRANSMITE:

PARPADEAR ACELERADAMENTE: ………………………………disposición nerviosa

MIRADA PENETRANTE: ……………………………………………….Orgullo

EVITAR EL CONTACTO VISUAL: ………………………………….Desconfianza

APRETAR LOS LABIOS:…………………………………………………Preocupación

FRUNCIR EL CEÑO:………………………………………………………Inseguridad

FRUNCIR EL ENTRECEJO: ……………………………………………Estrés

PRESIONAR LOS LABIOS: …………………………………………..Nervios

TOCARSE MUCHO LAS OREJAS: ………………………………..Deseamos desconectar

rascar200309a

Así pues, manejar con “conciencia” cada uno de nuestros gestos nos hará más hábiles, más atractivos, y evitará “destapar” nuestros verdaderos pensamientos ante los demás, pues el lenguaje no verbal posee un diccionario grande y sutil que nos delata y que conviene saber utilizar.

 

16 REGLAS PARA SER UN ANIMAL SOCIAL

03-_audrey_hepburn                                                   Audrey hepburn

Dijo Emily Watson, la gran dama norteamericana de las buenas maneras, que para triunfar en sociedad hay que seguir el camino que marcan las cuatro “eses” :

-Serenidad   -Simpatía   -Sencillez   -Sinceridad

Aunque sobre esta última recomendación, Carolina Herrera opina que “decir toda la verdad es de mala educación”. Y es que en el término medio está la virtud. Ciertamente, esas personas sin pelos en la lengua son temibles. La prudencia se cotiza.

Emily Watson en el rígido Siglo XIX rompió las estrictas y sofisticadas formas de su tiempo y demostró que “se puede tener clase independientemente del dominio de algunas normas de protocolo”. Para ella el sentido común, la buena educación y la prudencia”  eran las líneas rectas a seguir en todo camino.

En realidad opino que la clave está en hacer la vida  más agradable a la gente evitando molestar y ofender. Sólo con ello estaremos ganando puntos; primero para nosotros, porque lo que uno hace correctamente nos revierte positivamente, lo contrario al final se vuelve en nuestra contra. Y el tiempo aquí vuelve a ser infalible para demostrarlo.

También es importante inclinarse por la cultura, y no se trata de acumular títulos, sino de interesarse por la actualidad; escuchar de vez en cuando diferentes Medios de comunicación, leer, cultivarse, y sobre todo saber situarse en cada contexto.

En cuanto a la naturalidad, siempre está en alza. La gente muy “afectada” resulta empalagosa. Pero ojo, el exceso de relajación a veces juega malas pasadas. Por eso dicen que la elegancia puede aprenderse pero que a veces se corre el riesgo de caer en la cursilería. En realidad, si nos damos cuenta, la verdadera elegancia se pone a prueba en los malos momentos.

También en sociedad, saber moverse es fundamental. Durante una comida o en un encuentro social, hay que hablar con todo el mundo tratando de no acaparar. Debemos dedicarle un tiempo a cada persona convocada, en lo posible. Además, todo el mundo en mayor o menor medida, es interesante. Al respecto me encanta lo que opina Carmen Posadas: “algunas personas son interesantes un minuto, una hora, o toda una vida..” y aún con todo, si no probamos, nunca lo sabremos y ¡¡¡ podemos sorprendernos !!!

Saber escuchar es también bueno y ventajoso; aprendes y respetas al mismo tiempo. Esta es una de las reglas del arte de conversar. Hubo un tiempo en el que conversar estaba reservado solo al rey y cuando éste pedía opinión. La “mayéutica socrática” desapareció bajo el yugo del poder absoluto, y fue una lástima. Se perdieron siglos de aprendizaje fácil, porque para el filósofo Sócrates, un modo de aprender era conversando.

 

la_elegancia_de_simon_baker__8242_643x447                           Simon Baker El protagonista de la serie televisiva The Mentalist

 

Código Social – 13 Normas para ser un animal social

1-Ser puntual; ello se logra saliendo quince minutos antes. Tener que esperar además puede ser interesante y productivo 

2-Evitar tener plantado sobre la mesa a la hora de comer el teléfono móvil, a no ser que por circunstancias lo necesites. Lo hacemos casi todos, pero perdemos  puntos.

3-No hablar alto. Ni discutir de dinero. Ni profundizar en cuestiones de salud. Ni dar detalles de la vida sexual de los demás..

4-Saber saludar. Evitar el exceso de “besos sociales” cuando no hay confianza y saber dar un buen apretón de manos.

5-Lucir siempre el mejor sentido del humor; alguien dijo que era la mejor prenda que se podía llevar en sociedad.

7-Tener habilidad para finalizar una conversación que va por mal camino; ¡es hasta saludable!

8-Saber mirar en cada situación. Manejar el contacto visual con habilidad es todo un arte. Incluso para seducir, y no solo al sexo contrario.

9-Evitar las bromas delicadas. Si no estamos seguros de que van a caer bien, mejor callar.

10-Tratar de comer al mismo ritmo que los demás durante una comida.

11-Ser fiel al buen estilo como persona, y ofrecer nuestra mejor sonrisa. No reservemos ni una ni otra solo para determinadas circunstancias o cuando nos interesa.

12-Antes de aceptar una invitación no preguntes quién más asistirá. Hay métodos más hábiles para enterarse si es que vemos peligro.

13-A la gente le fascina hablar de sí misma. Así pues pregunta ¡les encantarás!.

14-Antes de acudir a un acto social o laboral “arréglate intelectualmente”. Infórmate sobre las personas que lo organizan, los lugares a los que asistas. Busca temas de conversación que puedan ser de interés para tus compañeros “sociales”.

15-Evita la ostentación; resulta empalagosa y de mal gusto.

16-Por último, equilibra la vestimenta según las circunstancias.

Son infalibles para triunfar. Para sobrevivir en un mundo donde las normas de buena educación siguen vendiendo. Son los códigos del buen gusto y las claves para brillar con luz propia.
Mar

pwgal-ingrid                                                                      Ingrid Bergman

LA MESA DE LOS NIÑOS EN LA FESTIVIDAD DE REYES

3

Todavía nos queda una última e importante celebración de Navidad; Los Reyes magos. Es ésta sin duda, una gran velada que merece una mesa bien puesta, aunque esta vez, pensada de modo especial para los niños.

Para decorarla podemos recurrir a objetos que tenemos en casa, sobre todo sus juguetes. Pero además te sugiero algunas ideas que tú mismo puedes hacer.

  • Podemos utilizar sus muñecos o bien situar en el centro una piñata o un elemento que destaque como la guirnalda que vemos en la imagen, y en ella intercalar elementos decorativos.
  • Sobre la mesa también podemos esparcir chuches, o palomitas de colores . Incluso poner manteles individuales hechos en fieltro como los de la fotografía, muy fáciles de hacer usando una plantilla.
  • La vajilla más cómoda y divertida es la de plástico o melamina. Incluso la de usar y tirar es perfecta en esta ocasión (hay modelos preciosos en todos lo colores, para conseguir una armonía cromática).
  • Decorar la mesa con golosinas o dulces crea un ambiente muy colorido. Podemos seguir una misma gama de colores o bien contrastar tonalidades (la combinación de rojo y verde resulta la más navideña).
  • Sobre cada plato podemos poner una sorpresa envuelta o dentro de una bolsita. O bien colocarla en el respaldo de la silla como hice en esta ocasión; una bolsa de cartón decorada, con juguetitos o dulces dentro, que formarán parte de la emoción del día.
  • Si hay una lámpara que coincida con el centro de la mesa, podemos colgar guirnaldas, serpentinas, etc.
  • Y como colofón, no puede faltar un exquisito roscón de reyes. El modo de ubicarlo en la mesa puede ser también original. Ponerle encima una gran corona de cartón dorado, acercar las figuritas de los “Reyes Magos” del Belén, o mil ideas más que sobre la marcha, estoy segura, se te irán ocurriendo. ¡Imaginación al poder!