RULO DE PIMIENTOS

RuloRuloRulorulo de pimiento-1Encarna Pérez cocina con el corazón. Cuando se saborean sus platos uno siente que hay algo más que ingredientes culinarios. Confiesa que como en todo proceso artístico hay un elemento imprescindible; el amor que uno inyecta.

Dice la física cuántica que la intención cambia el resultado de todo lo que el ser humano realiza y estoy segura  de ello. He recordado esa “ley” de la nueva física al hablar de su cocina; un proceso alquímico como ella explica, en el que mezclando distintos ingredientes, cortando, cociendo, pochando, horneando o triturando, obtenemos un  cambio sorprendente.

Olores, sabores y texturas llegan al paladar y exclamamos: “¡qué delicia!”.. Y si ponemos atención, atraparemos un instante mágico, porque el tiempo se detiene no solo en la boca.

Con la receta “Rulo de pimientos”, inauguro junto a ella, un tiempo de colaboraciones que dará sabrosos frutos y momentos deliciosos que queremos compartir con vosotros mediante talleres, charlas y cursos de los que os daremos cuenta puntualmente.

Gracias Encarna.. Magnifique!!!

Rulo de Pimientos
Masa: 
2 huevos
150 g de pimientos del Piquillo en conserva
100 g de harina integral de espelta
1/2 sobre de levadura
Sal
Relleno:
250 g de queso fresco de cabra
80 g de nueces
8-10 nueces enteras para decorar
100 g de rúcula
Sal
Encender el horno a 160º. Entretanto preparar el bizcocho de pimientos. Limpiar bien y escurrir los pimientos, y ponerlos en el vaso de la batidora. Separamos las yemas de las claras, y añadimos estas yemas a los pimientos.
Sazonamos y trituramos hasta conseguir una crema homogénea.
Se mezclan la levadura y la harina, y vamos echándola poco a poco sobre la crema removiendo hasta que esté todo integrado. Es el momento de batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal y las incorporaremos a la mezcla anterior con mucha suavidad para que no pierda volumen.
 
Forramos una fuente refractaria plana o una llanda de horno con papel sulfurizado. Vertemos la masa y extendemos bien con una espátula, dejando una capa fina. Se hornea 10 minutos y la sacamos del horno. Aún caliente debemos enrollarla sobre si misma con el papel, para seguidamente dejarla enfriar.
 
El siguiente paso lo he probado de varias formas y creo que el más cómodo es así: Trituramos las nueces primero, añadimos el queso de cabra para lograr una crema que será fácil de extender. Lavamos la rúcula y la dejamos secar sobre un paño.
Cuando el bizcocho está frío, abrimos el rollo y rellenamos con la crema de queso y nueces, extendiendo bien sobre toda la superficie.
Encima ponemos la rúcula entera o troceada, según guste más.
Enrollamos de nuevo con mucho mimo y cuidado, ayudándonos del papel que iremos retirando poco a poco mientras hacemos este paso.
Decorar con las nueces enteras que hemos reservado, y disfrutar de este plato colorido, rico y muy nutritivo pues nos aporta en cada ración hidratos, proteinas y verdura.
Bon apetit!!

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailfacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

¡Comparte esta entrada con alguien!